Archivo de la categoría: Uncategorised

La estafa telefónica del comercial de gas

Uno de los engaños más habituales en la contratación de suministros es aquel en el que un supuesto comercial del gas o de la luz te visita para ofrecerte un descuento. Un planteamiento tramposo con el objetivo de hacerte cambiar de proveedor, haciéndote creer que te estás beneficiando de una suculenta oferta. Una estafa que también se lleva a cabo a través del teléfono.

comercial del gas
Esta estafa se centra en personas demasiado jóvenes o muy mayores

Decenas de detenidos en los últimos años

La estafa en el cambio de proveedor o de cargo de servicios no contratados siempre ha sido muy habitual. Quien más, quien menos, todos conocemos alguna historia de un comercial del gas que vino haciéndose pasar por nuestra compañía con una oferta irresistible. Se trata, en muchos casos, de una treta para que te cambies de compañía.

Sin embargo, en algunos casos, en vez de comercial se hacen pasar por un instalador del gas que intenta, tras una supuesta revisión, cobrarte un dinero del que no se había hablado. Segovia, Badajoz, A Coruña o Zaragoza son algunas de las localidades donde recientemente se han detenido a personas que, en el peor de los casos, habían cometido robos con violencia.

Ambos perfiles son distintos, el del comercial y el del instalador, pero ambos contactan por el mismo lugar: o llamando a la puerta de casa, o por el teléfono móvil. Por eso no debemos abrir a desconocidos ni fiarnos de quienes nos llaman por teléfono si no hemos contactado nosotros primero.

joven comercial del gas
«¡Hola! ¿Quiere ahorrar?» Es su típica frase de introducción.

Los supuestos comerciales del gas se acercan a ti con descuentos

Tanto por teléfono como de forma presencial, los expertos de la picaresca comercial del gas y la luz aseguran que ha habido un cambio en la normativa. En teoría, se trata de una reforma que permite a los consumidores beneficiarse de jugosos descuentos que podrían alcanzar el 30%. Pero es una trampa.

Los caraduras consiguen con este argumento llamar la atención del afectado. Nadie se lee el BOE y casi todos desconocen las normativas, así que es un razonamiento con el que es fácil captar a los incautos. De forma presencial suelen además enseñarte una factura de tu compañía para aparentar ser más creíbles.

Suelen actuar de forma muy insistente y, si no te ven convencido, te preguntan reiteradamente si estás «seguro de que no quieres ahorrar». ¿Quién no diría que sí a unos euros de ahorro a fin de mes? Plantean la conversación de tal manera que te dejan en mal lugar si te niegas a escucharlos.

Ahora ya ni se cortan y lo hacen por teléfono

Lo habitual de este tipo de engaños siempre ha sido que los estafadores acudan al domicilio de la víctima en persona. El siguiente paso era, y sigue siendo, entrar en casa del afectado con más confianza que honestidad y pedirle el DNI y la cuenta bancaria para «aplicarte el descuento».

Después, con estos datos tan personales y un garabato rápido pueden cambiar al consumidor de proveedor -con lo que ellos ganan una comisión– o, en los casos más extremos, cargarle servicios que no habían sido contratados. Todo manejado con una falta de nitidez evidente que, para las personas demasiado jóvenes y las más mayores, pasa desapercibida.

Con las facilidades de la comunicación telefónica y la simpleza al transferir archivos en WhatsApp, los pícaros llaman sin complejos para hacer lo de toda la vida, pero ahora a distancia. Mucho más rápido para ellos, ciertamente más fácil y, lo mejor de todo, sin dar la cara.

Si un comercial del gas te pide los datos por teléfono, no se los des

Las empresas que te proveen de servicios como la luz, el gas, el internet, etc., ya tienen todos tus datos. Ellos tienen tu DNI, tu cuenta bancaria, tu domicilio… y de ninguna manera te van a pedir esta información para aplicarte un descuento porque no lo necesitan.

Evidentemente, no podemos meter a todo comercial del gas en el mismo saco. Si te llaman de una empresa distinta a aquella con la que trabajas y crees que su oferta te puede interesar, claro que puedes escucharlos. Pero si te llaman haciéndose pasar por la empresa con la que ya tienes contratado un servicio y te piden datos de cualquier tipo, no debemos enviarlos.

Algunos de estos delincuentes se aprovechan de lo fácil que es enviar un documento por aplicaciones de mensajería instantánea, como WhatsApp. Así, si nos piden que enviemos una imagen de nuestro DNI o de nuestro número de cuenta bancaria a cambio de un descuento, tenemos que desconfiar. Recordemos que la empresa con la que tenemos contratado un servicio ya cuenta con estos datos y no nos los pedirá de nuevo.

¿Qué podemos hacer para evitar que nos engañen con los suministros?

Este tipo de tretas es bastante común: del comercial del gas que asegura ofrecernos un descuento al que viene a revisarnos la caldera, en principio gratuitamente, pero que intenta cobrarnos antes de irse. Algunas de estas argucias empiezan, precisamente, en el teléfono móvil, así que aquí van algunos consejos.

  • No abrir la puerta a desconocidos
  • No aceptar citas por teléfono
  • Rechazar acuerdos u ofertas no apalabradas con el suministrador oficial
  • Prestar atención a las advertencias de Policía y Guardia Civil tanto en la red como en los medios de comunicación
  • Si es necesario, comunicarlo a asociaciones de consumidores, áreas de bienestar de los ayuntamientos, Policía o Guardia Civil

Si te ha pasado alguna vez o conoces a alguien a quien le hayan estafado mediante una artimaña similar, puedes contárnoslo en la sección de comentarios. También te recomendamos que instales aplicaciones para evitar llamadas indeseadas, como CallBlocker.

Engaño al buscar trabajo: ¡sablazo de 70€!

Ya sabíamos que los estafadores no tenían escrúpulos y que andaban siempre buscando rendijas y resquicios por los que introducirse para cometer sus fechorías. Sin embargo, algunos casos sobrepasan los límites y son especialmente difíciles de digerir, ya que los afectados son personas en situación de debilidad. Uno de estos casos es el de aquellos que han sido víctimas de un engaño al buscar trabajo.

engaño buscar trabajo listaspam

La historia que hemos conocido en ListaSpam es la siguiente: el supuesto estafador coloca un anuncio en un portal de búsqueda de empleo o periódico y da un número de móvil normal y corriente para que los candidatos se pongan en contacto. En esta ocasión, las ofertas dicen buscar a alguien con experiencia en manualidades, bisutería, como vigilante de seguridad, conductor de funerarias… y muchas de ellas aseguran ser de teletrabajo.

70€ por una sola llamada

Al llamar por teléfono, nos piden que llamemos a otro número con tarificación especial -aunque, por supuesto, esto último no nos lo dicen-. A veces, esta petición se realiza por email y con el nombre falso de una supuesta orientadora laboral. Las razones que nos dan para llamar a este otro teléfono son variadas: que la persona no se puede poner, que está en otro departamento… cualquier excusa para calzarte la llamadita y darte el sablazo.

Este engaño al buscar trabajo ha costado a algunos afectados cobros de entre 30€ y 70€ por una sola llamada. Durante la misma, el interlocutor intenta por todos los medios prolongar la conversación lo máximo posible: te cuenta su vida, te pide tus datos y te pone en espera varias veces porque dice tener problemas con el ordenador. A una forera de ListaSpam la tuvieron treinta minutos al aparato… y vaya que si lo pagó.

engaño buscar trabajo listaspam

Sin embargo, otros sí vieron que había algo extraño detrás de todo esto y preguntaron por qué tenían que llamar a un número de tarificación especial 807 para hacer una entrevista de trabajo. La excusa principal fue que, si no lo hicieran así, el teléfono estaría siempre sonando. Los afectados aseguran también que las formas de contestar fueron bastante rudas, llegando incluso a decirles que «se fueran a buscar trabajo al Ayuntamiento, a ver si tenían suerte». De risa.

Qué fácil es cebarse con el que lo está pasando mal

Cuando somos victimas de un engaño, la ira y la indignación nos corroen. Cuando leemos comentarios en ListaSpam sobre personas que han sido engañadas, nos cabreamos mucho. Pero ver que en una España post-crisis, en la que mucha gente lo ha pasado ciertamente mal por no tener trabajo, haya sinvergüenzas que se aprovechan de la debilidad de los primeros para lucrarse es, casi, casi, el colmo de los colmos.

Los afectados -y los que no lo han sido de chiripa- están que trinan y reclaman penas de cárcel para este y cualquier otro tipo de engaño al buscar trabajo. También critican que las páginas de anuncios no comprueben las ofertas de empleo antes de publicarlas, algo harto difícil debido a la ingente cantidad de información que reciben a diario.

Cómo evitar caer en este engaño al buscar trabajo

En comparación con otros engaños telefónicos que hemos conocido en ListaSpam, en este caso la víctima sí sabe que está llamando a un teléfono de tarificación especial. ¡Y toma nota! Porque los prefijos 803, 806 y 807 pertenecen a esta categoría. Son los típicos números de teléfono que utilizan los tarotistas, líneas eróticas y similares servicios, que harán todo lo posible por tenerte pegado a la línea diciéndote lo que quieres oír.

Bueno, pues al loro, porque una llamada a uno de estos prefijos puede elevar el coste de la misma hasta los 3,15€/min. ¡Pero fíjate qué curioso! Los precios difieren dependiendo, no del prefijo, sino de la cuarta cifra del número telefónico. Mira, mira, que te lo explicamos con detalle.

  • Si la cuarta cifra es 0 ó 1, el coste es de 0,35€/min. Por ejemplo, una llamada de dos minutos a un número que empieza por 803 0xx xxx costaría 0,70€.
  • Si esta cifra es 2 ó 3, el coste es el doble: 0,75€/min.
  • Si es 4 ó 5, por ejemplo 806 4xx xxx, el pago asciende a 1€/min. La cosa se pone interesante…
  • ¿Es la cuarta cifra un 6 o un 7? Pues el precio sube a 1,65€/min. Y ahora viene la grande…
  • Si esta cifra es un 8 o un 9, el coste es de nada más y nada menos que de 3,15€/min. ¡Una ganga, vaya!

Y claro, cuando uno está motivado o incluso en una situación de necesidad, pues a lo mejor no se para a mirar si el prefijo es este o aquel o si la cuarta cifra es una u otra y cae en este engaño al buscar trabajo. ¡Normal! Pero ahora que lo sabes, no te pasará.

engaño buscar trabajo listaspam

Otros prefijos para tener en cuenta

¡Y todavía hay más! Las llamadas a prefijos 901 se pagan entre el usuario y el propietario del número, mientras que los 902 corren completamente a cargo de la persona que llama y sí, aunque tengamos tarifa plana nos lo cobrarán aparte. ¡Ojo también con los 905! Su precio también depende de la cuarta cifra del número y puede dispararse hasta los 1,20€/min.

Mención aparte merecen los números de guía telefónica que empiezan por 118, que ya han sido denunciados en varias ocasiones por los foreros de ListaSpam. Los SMS premium también pueden darnos alguna sorpresa, ya que su coste puede llegar a ser de hasta 7€/mensaje (igualito que el WhatsApp, vamos).

¿Una oferta de trabajo en la que no piden experiencia?

Otra buena manera de blindarse es mirar que la oferta de empleo sea real. Por ejemplo, que el perfil aparezca descrito detalladamente. Pocos negocios publican vacantes de trabajo sin pedir unas condiciones específicas. ¡Pues bien sabrán lo que buscan! Si la oferta es vaga, desconfía: mira que en los tiempos que corren todo el mundo pide estudios, experiencia, idiomas…

Y otra buena manera de comprobar la autenticidad del empleo es mirar si hay otras ofertas que se anuncian con el mismo teléfono. Es decir, si el mismo número aparece referenciado para puestos que no tienen nada que ver los unos con los otros… ¡sospecha! Es verdad que a veces, como pasa con las empresas de trabajo temporal, este número puede coincidir, pero en estos casos suele aparecer el logo de la compañía.

¿Conoces a alguna víctima de este engaño al buscar trabajo? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios! Te invitamos también a que formes parte de la comunidad reportando cualquier abuso telefónico del que hayas sido víctima para evitar que otros caigan en más engaños.