Archivos Mensuales: noviembre 2019

La estafa de la revista de la Guardia Civil suma miles de afectados

Parecía que ya no iba a suceder más, pero no ha sido así. El timo de la revista de la Guardia Civil ha vuelto para intentar engañar a pequeños empresarios y gente de buena fe que, pensando que ayudan a la Benemérita, entregan su dinero a presuntos delincuentes. Una estafa clásica que creíamos agotada, pero que ha vuelto.

timo revista guardia civil
Solo hay una revista oficial de la Guardia Civil

¿Cuántas revistas de la Guardia Civil hay?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que solo existe una revista oficial de la Guardia Civil, denominada precisamente así: Guardia Civil. Sin embargo, sí hay otras revistas de esta misma temática y contenido, que son legales y están inscritas en el registro correspondiente, pero que son editadas por otras entidades que nada tienen que ver con la revista oficial.

Eso sí, esto no significa que el timo de la revista de la Guardia Civil sea necesariamente perpetrado por los dueños de estas publicaciones alternativas. El hecho de que haya varias revistas de la Benemérita puede llevar a confusión y permitir que los malvados pesquen en este tipo de aguas no cristalinas. Porque, si a usted le dicen que su anuncio va a aparecer en la revista de la Guardia Civil, ¿a cuál de ellas se refieren?

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ya aclaró que la revista oficial «no se financia pidiendo dinero a ningún negocio». Por tanto, es necesario resaltar que, si recibimos una llamada en la que nos ofrecen publicidad a cambio de un dinero que supuestamente irá a parar al cuerpo, no deberíamos creerlo.

Así funciona el timo de la revista de la Guardia Civil

Como decíamos, el timo consiste en hacerse pasar por la revista oficial y el objetivo suelen ser pequeños empresarios. El llamante pide dinero a cambio de publicidad o para ayudar a supuestos fines benéficos de fundaciones, hermandades u orfanatos, haciendo creer al estafado que con esa cantidad estará ayudando a una obra social liderada por la Guardia Civil.

Las víctimas de la treta han afirmado que las llamadas son sucesivas y que tienen un tono apremiante y amenazante. Dan por hecho que tienes que darles el dinero porque sí, haciéndose pasar por la revista oficial y haciendo referencia a un contrato verbal que el estafado supuestamente había contraído.

Del apremio, el estafador pasa rápidamente a la amenaza, llegando a decir que el cuerpo denunciará al engañado si éste no paga la cantidad exigida. La Guardia Civil señala que es, efectivamente, una trampa y que «esta actitud que no se corresponde con nuestra forma de proceder».

Además, el supuesto comercial intenta convencer a su víctima con argumentos como que, si paga la publicidad, la Guardia Civil sabrá cuáles son las «empresas amigas, insistiendo en que la Benemérita «se portará bien» con los anunciantes de la revista. Todo falso.

Comunicado oficial publicado en la revista ‘Guardia Civil’

La publicidad es legal, siempre que no te hagas pasar por quien no eres

Es perfectamente legítimo editar revistas sobre cualquier tema y, como comentábamos, en el caso de la Guardia Civil hay varias publicaciones, tanto impresas como online. Pero por supuesto, lo que no es legal es hacerte pasar por otras ediciones para vender publicidad. En este caso, lo hacen «mediante engaño o con la ambigüedad de hablar en nombre de la Guardia Civil», aseguran desde el cuerpo.

Hacer propuestas comerciales es bastante habitual en el mundo de los negocios, pero más allá de la suplantación de identidad, nadie debería aceptar amenazas ni apresuramientos en una llamada telefónica en la que nos piden dinero por un servicio del que no tenemos toda la información. La Guardia Civil ya ha reiterado en numerosas ocasiones que alguien se está haciendo pasar por ellos en este tema, y difícilmente un comercial con buena voluntad va a utilizar formas maleducadas para ganarse a un cliente.

El caso se replica por toda España

Hay notificaciones del timo de la revista de la Guardia Civil en muchas ciudades españolas. Empresarios de Palencia, Cáceres, Lugo, Zamora, Soria, Jaén, Madrid, Alcalá y otras muchas ciudades han alertado de que han intentado engañarles con esta treta. Miles de personas han caído en el timo, por eso hay que ser cautelosos; otros, por suerte, no se han dejado convencer por las amenazas.

Y es que, durante los últimos años, incluso se han abierto varias investigaciones. En 2015 se produjeron cinco detenciones en Madrid por este mismo delito, todos ellos pertenecientes a dos empresas de publicidad que llamaban indiscriminadamente a empresas de toda España.

En 2018, la Guardia Civil investigaba a un ciudadano de Toledo que pretendía cobrar 242€ por publicidad en la revista oficial del cuerpo. En 2019 las alarmas han vuelto a saltar en Zamora, Cáceres y Salamanca, donde se han detenido a tres personas y se han investigado a otras catorce. Una triquiñuela reincidente, una treta repetida que vuelve, como las modas, a intentar engañarnos por teléfono.

Cómo evitar el timo de la revista de la Guardia Civil

Tanto la Benemérita como otras publicaciones con temática del cuerpo han difundido numerosos comunicados a lo largo de los años para alertar sobre esta estafa. Además de las réplicas de los medios de comunicación sobre los avisos oficiales, revistas como La Pauta han desmentido en numerosas ocasiones estar vinculadas a este tipo de actividades.

timo revista guardia civil la pauta
Otras publicaciones sobre la Guardia Civil han emitido comunicados al respecto

Para no caer en este tipo de estafas, es importante entender que la revista de la Guardia Civil no utiliza estas técnicas de asedio telefónico para conseguir publicidad. De hecho, ningún buen comercial va a amenazar a un cliente potencial y, desde luego, no debemos creer que poner publicidad en la mencionada publicación nos va a ofrecer algún tipo de ventaja para con la Benemérita.

La Guardia Civil ha pedido también que este tipo de intentos de estafa sean notificados en el cuartel más cercano. Además, los internautas que utilizan páginas web como ListaSpam agradecen que estos números de teléfono sean añadidos al directorio para que otros no caigan en la trampa. También es recomendable instalar aplicaciones como CallBlocker, desarrollada por esta página, para evitar llamadas indeseadas con oscuras intenciones.

¿Conoces a alguien que haya sido víctima del tipo de la revista de la Guardia Civil? Cuéntanoslo en comentarios.